Un padre, un instrumento

La celebración del día del padre me da la oportunidad de compartir esta caricatura, ganadora de un congreso de educación en Sao Pablo. ¿No es asombroso como se está dando un cambio cultural, que para la gran mayoría pasa inadvertido?

Hace apenas unas semanas los titulares de los periódicos y varios editorialistas se ocuparon de comentar sobre la reacción de un padre de familia de un jugador de futbol que no fue seleccionado para ir al mundial…

Podría seguir dando otros ejemplos de situaciones que muestran que fácilmente podemos equivocarnos en nuestra misión de padres y abuelos, pero como en este mundo virtual la brevedad es la regla, mejor resumo:

“La preocupación esta en dejar un planeta mejor para nuestros hijos cuando se debería pensar en dejar MEJORES HIJOS para el planeta. Necesitamos comenzar ¡YA! Un hijo aprende del respeto y la honra dentro de casa, donde recibe el ejemplo de su familia, así aprende a vivir en su país, a convivir en sociedad y se vuelve un adulto comprometido en todos los aspectos, inclusive en respetar el planeta donde vive”, dice el mensaje de la caricatura.
Y como regalo para todos mis lectores, especialmente para aquellos que sean papas o abuelos, hoy les quiero invitar a conocer el testimonio de Michael Huvelle.

El regalo de la vocación de un hijo

¿Cuál es nuestra misión como padres de familia? Poner los medios y el esfuerzo para que nuestros hijos encuentren su plenitud vocacional. ¿Lo estamos haciendo?

Acerca de Graciela Garza de Madero

Esposa, mamá de cuatro, suegra de tres y ¡feliz abuela de seis niñas! Miembro de la gran familia del Regnum Christi desde hace más de treinta años. He tenido el privilegio de participar en diversos proyectos como el Centro de formación integral a distancia (CEFID), Núcleos de vida Cristiana y Misión multimedia. Actualmente colaboro en el Centro de Recursos del Regnum Christi y en el Centro de estudios familiares y sociales (CEFAS).
Esta entrada fue publicada en El video de la semana y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*