¿Por qué sus comunicaciones siempre llegan tarde?

Nuestro lector Ignacio me hizo llagar a este blog una anotación importante sobre la distribución de la carta de Mons. De Paolis. Dice lo siguiente: “Usted sabe bien que durante el día de hoy muchos de los que compartimos su vida hemos tenido que abrevar nuestro legítimo deseo de conocer en otras fuentes cuando lo ‘profundo y mucho más bonito’ hubiese sido conocer de la fuente la mencionada carta [de Mons. De Paolis] sin intermediarios” .

Agradezco este comentario porque me permite explicar uno de los retos que nos ha acompañado en los últimos meses aquí en la secretaría general: ¿Cuál es el modo más indicado para distribuir cartas y comunicaciones de este tipo?

La dificultad que encontramos consiste principalmente en el auditorio tan heterogéneo. En primer lugar están los legionarios de Cristo y miembros consagrados del Regnum Christi que suelen ser los destinatarios principales. De hecho Mons. De Paolis les escribió a ellos. Además hay personas, como Ignacio, amigos que comparten nuestra vida y tienen gran interés de recibir noticias de nosotros sobre temas importantes. Finalmente no hay que olvidar los medios de comunicación y la opinión pública en general.

¿Y dónde está el problema con informar a todos al mismo tiempo apretando un solo botón? – preguntará Ignacio.

De hecho, desde el punto de vista de la emisión de la comunicación no habría mayores dificultades. Se podría hacer de manera simultánea. Sin embargo, no debemos olvidar que los legionarios y los miembros consagrados del Regnum Christi viven en muchos países diversos con una diferencia de horario de unas 15 horas entre Filipinas y California. Además, todos ellos tienen un ritmo exigente de vida de oración, actividades comunitarias y trabajo pastoral. En su mayoría no pasan el día delante de una computadora o conectados a dispositivos móviles para recibir mensajes en cualquier momento.

Por tanto, si el envío a los legionarios y miembros consagrados coincidiera con la publicación en la página de Internet y con la distribución a los medios de comunicación, el resultado sería que muchos de los destinatarios principales se enterarían por medio de terceros. Más o menos así:

– “Padre Jorge, ¿qué le parece la carta del Delegado Pontificio?”
– ¿Qué carta?
Pues la que acaban de publicar. La vi en mi Blackberry durante el desayuno. De hecho, las maestras le queremos hacerle algunas preguntas al respecto.

Y el pobre P. Jorge no sabe nada. De hecho, se ha levantado a las 4.45 a.m., antes que cualquier maestra, pero desde entonces hizo su oración, celebró la santa misa, desayunó en silencio y recogimiento para estar unido a Cristo Eucaristía a quien acaba de recibir. Después salió corriendo al colegio, pero sin saber todavía nada de la carta que el Delegado Pontificio le ha escrito a él y sobre la que incluso ya están hablando en la radio. Y a la consagrada Miss Ana le pasó exactamente lo mismo cuando llegó al colegio.

Por tanto, por respeto a los destinatarios principales y siempre que dependa de nosotros, hacemos primero un envío directo a todos los legionarios y miembros consagrados del Regnum Christi que tienen correo electrónico. Otro envío simultáneo va a los responsables de las comunidades y centros para que distribuyan una copia impresa a todos los que no tienen un correo electrónico personal.

Si se cuenta con la debida aprobación, dentro de las próximas 24 horas la carta o la noticia se publica también en la página de Internet, a disposición de todos, y normalmente ya con algunas traducciones hechas. Además puede haber ulteriores esfuerzos de distribución por medio de boletines electrónicos o con cartas de presentación – como la que acaba de escribir recientemente el P. Emilio Díaz Torre desde Monterrey.

Estoy consciente de que en un lapso de 12 o 24 horas pueden pasar muchas cosas y que algunos amigos, como Ignacio, encontrarán los textos primero en “otras fuentes”. Sin embargo, me parece que las circunstancias objetivas descritas arriba no nos dejan otra opción. Espero que Ignacio lo entienda y le pido su comprensión.

¡Que Dios los bendiga!

P. Andreas
preguntas@regnumchristi.org

P.D. Me pidieron cambiar mi foto en el blog y nuestro webmaster ya ha colocado la nueva. Dado que en este espacio se trata de dar la cara como sacerdote legionario, intento hacerlo de la mejor manera posible.

Acerca de P. Andreas Schöggl, L.C.

Soy legionario de Cristo desde 1993 y recibí la ordenación sacerdotal en 2003. Soy originario de Austria, pero desde 1996 vivo en Roma donde me licencié en filosofía y en teología dogmática. Actualmente trabajo en la secretaría general de la congregación de los legionarios de Cristo y, los domingos, en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe (de Roma).
Esta entrada fue publicada en En vivo, Mil preguntas, una a una y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a ¿Por qué sus comunicaciones siempre llegan tarde?

  1. Marcial dijo:

    Se aprecia el esfuerzo por comunicarse con todos los que mantenemos interés por la vida de la Legión y del Regnum Christi.

    Un saludo P. Andreas. Oremus ad invicem.

  2. Ana dijo:

    Genial explicación, muchas gracias… es terrible que la cultura de la “inmediatez” que nos devora venga a complicar así las cosas.

    Gracias, Dios lo bendiga.

  3. VTR

    Saludos, muy buena nota, realista y positiva. Además cabe analizar… ¿qué nos lleva a NECESITAR las cosas al instante? en algunos temas la velocidad en la información es vital, sin duda, pues se hace obsoleta o lleva a graves errores el no estar actualizado “en tiempo real”; mientras que hay otro tipo de información que basta con que sea oportuna y no forzosamente “instantanea”. Y hablo de analizar el punto, pues tampoco me atrevo a cortar de tajo diciendo que “qué más da”…

    Como consagrada en el RC, destinataria de estas cartas, también creo que interfieren dos elementos a considerar: que muchos (y no sin razón) quedaron dolidos, como se dice por ahí “siscados” ante la falta de información en anteriores ocasiones, entonces hablamos de MESES de diferencia, ahora de unas horas (el paso es notable…), y también que estas notificaciones requieren interiorización (la interiorización no requiere forzosamente días de reposo), pero no somos repetidores de información, la gente no se acerca a mi como una página de noticias para saber “lo último”, sino para saber qué pienso yo, como estamos, qué implica tal o cual directriz….

    En fin, agradezco de corazón la confianza de miembros como Ignacio, la labor de todos los implicados en los temas de comunicación… y me parece una oportunidad de oro el ir aprendiendo juntos a rectificar cuando sea necesario y también a exponer las razones de nuestro obrar. Mis oraciones, mil gracias.

  4. Maria dijo:

    Está bien el artículo, a veces pienso si dan demasiadas explicaciones en cosas que no son realmente tan importantes y porqué en otras que sí lo sean, ninguna.

    Muy buena la reflexión de Paulina, pero una cosa es preguntarnos esto: “¿qué nos lleva a NECESITAR las cosas al instante?” y otra cosa es preguntar ¿por qué no llegan por donde deben llegar? Así como el P. Andreas explica muy bien que primero se envían las comunicaciones a legionarios y miembros consagrados, ¿y el “resto del pueblo” también miembros del movimiento? (y ya van mejorando) se ha enterado antes de las cosas importantes desde fuera que desde dentro. Ahí está el tema.

  5. P. Andreas Schöggl, L.C. dijo:

    Gracias, Srta. Paulina:

    Efectivamente, nos esforzamos para mejorar continuamente. Hasta hace unos meses, por ejemplo, enviamos los mensajes sólo a los superiores/directoras para que sus comunidades y equipos. Era la lógica de las “variandas”. Sin embargo, basta que el superior o la directora estén de viaje, y hay retraso para todos. Nos informaron que esto pasa, hablamos con los técnicos y ahora ya hay un envío para todos. Esto no quita que algunos temas se tratan mucho mejor de palabra que por escrito como usted hace notar porque hace falta explicar el contexto y dar testimonio de actitudes cristianas. Sin duda habrá otras oportunidades para crecer y lo haremos juntos.

  6. P. Andreas Schöggl, L.C. dijo:

    Gracias, María, por su comentario.

    Como lo traté de explicar, se trata sobre todo de un reto técnico o logístico. A los que nos les llegan las noticias (porque viven alejados de una ciudad donde hay secciones, etc.) les recomiendo que visiten con frecuencia las páginas de Internet, que se suscriban a los boletines electrónicos (también hay varias ediciones locales), que tengan mucha iniciativa personal y que ayuden a otras personas que también puedan estar necesitadas de información. De hecho, la experiencia me nos enseña que muchos miembros todavía no han leído la carta reciente de Mons. De Paolis, otros no la han entendido… Queda trabajo por hacer y esto es sólo un aspecto.

  7. vianney chatillon dijo:

    Gracias P. Andreas por este blog y por todo este esfuerzo de comunicación! Esto es una mejoría increíble! Felicidades, nos ayuda mucho a todos los miembros del RC que estamos por el mundo…

    Saludos desde París, a ver cuando se viene a visitarnos por aquí!!

  8. Jose Mari dijo:

    Qué bueno que Ignacio habla con claridad y no teme manifestar sus preocupaciones. Ciertamente no es fácil que todos se enteren al mismo tiempo… y el desfase horario entre Europa, Asia y América viene a hacerlo más emocionante aún. Y creo que la mejoría es notable.

    Está claro que habrá gente permanentemente insatisfecha y no les darán nunca gusto en todo a todos: que si muy lento, que si muy escueto, que si desvía la atención de lo que está pasando en el momento… Estoy seguro que hoy mismo o mañana habrá algunos comentarios sobre lo que se está viviendo hoy en España a raíz del abandono de la Congregación de algunos sacerdotes: hay reacciones de todo tipo, por lo que me han podido referir, que van desde el alivio a la tristeza a la confusión, pasando por la alegría…

    Puede ser que ni mi mujer ni yo compartamos sus motivaciones, pero son hombres buenos,que están buscando y merecen todo mi respeto. Sin lugar a dudas, los comentarios que saldrán aquí no serán nunca para herir la caridad, pero es muy bueno que se pueda expresar lo que uno piensa.

  9. Gabriela dijo:

    Padre: Soy miembro del Movimiento desde hace 17 años y entiendo lo que dice y sería muy valido ssí siempre fuera así. Desgraciadamente muchas veces su conversación “hipotètica” ha resultado cierta con la información de la prensa. Miembros del Movimiento y sacerdotes (incluyendo superiores de la comunidad) nos hemos enterado en varias ocasiones de las “novedades” por las noticias y todavía peor por aquellos medios que mas daño buscan hacer, por lo que las noticias se decían de la peor manera. Creo que no es mucho pedir enterarnos por ustedes, no por los medios. Dios lo bendiga

  10. Paco Zepeda dijo:

    Felicidades por permitir comentar sin registro previo y por dejar que los comentarios aparezcan inmediatamente. Creo que esto puede ayudar a hacer de este blog un medio de comunicación más abierto y participativo. Saludos y mis oraciones.

  11. Ignacio dijo:

    Padre Andreas, casi me convence para asociarme al slow life, me lo voy a pensar. Ya en serio, gracias por tomar en serio el breve comentario que le hice y que como puede ver varios compartimos. Y de hecho Gabriela lo borda cuando dice “no es mucho pedir enterarnos por ustedes, no por los medios”. Sobre la respuesta que ofrece desde luego es para tomar en cuenta: si los destinatarios de una comunicación son legionarios y miembros consagrados lo correcto es que ellos sean informados primero. De todas formas, 24 horas siguen siendo en mi parecer tiempo excesivo en separar el destinatario principal de los que pertenecemos al pueblo llano. Además, siempre al hilo de su explicación y escenificación, siempre habrá legionarios o consagrados que por su situación, trabajo, viajes o simplemente porque no acceden a su correo personal hasta bien entrada la tarde no serán informados inmediatamente. Dicho lo anterior, es justo reconocer que el cambio en el sistema de comunicación en los últimos meses por parte de la Legión es copernicano. Y termino con una maldad y especulación personal que no tiene otro fundamento que mi nariz o intuición: la carta del Delegado no fue enviada antes al pueblo de Dios por decisión del autor y no por falta de ganas suyas y su equipo. Gracias.

  12. Gabriela dijo:

    Padre ¿Sobre la salida del P Santiago Orio y la carta con sus motivos, no habra comunicaciòn? ¿Tendremos que seguir enterándonos por terceros? Dios lo bendiga

  13. P. Andreas Schöggl, L.C. dijo:

    Gracias, Ignacio, por tu comentario a mi comentario. A una semana de distancia se ve con más claridad que algunas horas de diferencia son un tema bastante relativo. De todos modos, contesto brevemente:
    + Efectivamente, 24 horas pueden ser todavía demasiadas. De hecho, el cronograma “ideal” que usamos en julio para difundir el decreto de sobre el trabajo del Delegado es un poco más apretado y abarca apenas 12 horas (distribución interna por la tarde, hora de México, y publicación a primera hora de la mañana).
    + También es cierto que nunca estaremos a tiempo con todos y que algunos se enterarán “por fuera”. Vuelvo a pedir comprensión y espero compartir en un artículos futuro algunos otros factores que también entran en juego.
    + Como lo mencioné en el artículo, la autorización para difundir un escrito es decisiva y es cierto que la tuvimos que pedir al autor quien la concedió sin problema alguno. De hecho, ya en mi artículo anterior había escrito: “Durante la reunión del consejo general el Delegado Pontificio concedió la autorización de compartir y publicar la carta, que ayer envió a los legionarios de Cristo y a los miembros del Regnum Christi.” – Tienes razón, Ignacio, que la diferencia entre las 12 y las 24 horas estaba principalmente allí, pero aprovechamos el tiempo para terminar la traducción al inglés y salir con tres idiomas al mismo tiempo, que es otro reto notable.

  14. Ignacio dijo:

    Gabriela, nos hemos enterado directamente por él mismo que expuso sus motivos ante un auditorio numeroso hace un par de días. Además lo hizo como un señor. Menos de 24 horas después el director territorial de España envió una carta sobre el mismo asunto. Desde luego que hay muchos terceros haciendo interpretaciones muy sesudas y elaboradas, pero eso, son terceros.

  15. Gabriela dijo:

    Ignacio: A lo que me refiero es que el comunicado salio en laprensa, no ha salido en nuestros medios. La carta del D.territorial de España, tampoco esta en nuestros medios. Su salida el P. Orio,l la hizo pública hace dos día, pero si ya está incardinado en una diócesis es un proceso que lleva más tiempo. Aplaudo la decisión de esperar a que fuera el mismo padre Oriol quien lo dijera, pero es obvio que congregación lo sabia con anterioridad, por lo que junto con el comunicado de él pudo salir un comunicado oficial.

    Finalmene a lo que voy es que seguimos enterandonos por la prensa no por los nuestros.¡ Dios los bendiga!

  16. P. Andreas Schöggl, L.C. dijo:

    Gabriela: Veo que Ignacio ya se adelantó con una parte de la respuesta. De todos modos, te advierto que en la entrada que he publicado hoy también he retomado tu pregunta.

    En cuanto a la incardinación: En esto se equivocó Notimex. Naturalmente no está incardinado sino, conónicamente, sigue siendo legionario durante los próximos meses o años hasta que se termine todo el proceso de transición al clero diocesano. Y si incluso se equivoca un vaticanista bien informado, merece una expliación y espero ofrecerla próximamente en una entrada de este blog.

    Última cosa sobre lo de la prensa y los terceros: A no ser que obligamos a cada sacerdote que antes de las reuniones con los padres de familia de su colegio tenga listo un texto escrito y lo pase a las páginas de Internet, siempre podrá suceder que haya un periodista que saca la noticia antes. No lo podemos impedir y tampoco me parece nada grave. Las reflexiones de fondo están en la nota de hoy.

  17. Ricardo dijo:

    Estimado amigos:

    He leído todos los comentarios anteriores y me hizo reflexionar en algo que les quisiera compartir como una simple opinión personal. Les pido perdón de antemano si alguién se siente ofendido.

    ¿Por qué siempre queremos saber todo con rapidez y prisa? ¿Acaso no podemos esperar un momento para leer los comunicados oficiales? Si me entero algunas horas antes o después de los últimos acontecimientos internos o externos de la Legión y del Movimiento ¿Acaso cambiará mi amor a Cristo?¿Cambiará mi amor a la Iglesia, mi amor a la Legión y al Regnum Christi?

    Gracias por todo. Sigamos unidos en oración.
    Un abrazo a todos.

  18. Rosario dijo:

    Estimado Ricardo, no se trata de querer saber ni de querer tener la primicia, se trata de hacerte a la idea de las novedades, se trata de asimilar tantas impactantes noticias, no para hacer corrillos sino para contestar con sensatez con ponderación habiendo meditado las noticias. Hay a quienes nadie les pregunta y hay a quienes van a saco a preguntar a qué repercusion tendrá, que opinas de tal… mas con ánimo de ser tranquilizados que con ánimo de primicias… Y para quienes somos preguntados, si ya sabemos y conocemos lo ocurrido tal vez podamos contestar desde la reflexión y no desde el impacto. Creo que a todo esto ha contestado muy bien Paulina. También veo importante el estar informados para desmitificar el tan extendido y hasta ahora merecido comentario de “pobrecillos, nadie les informa…”

  19. Ricardo dijo:

    Rosario:

    Muchas gracias por su comentario. Tengo que admitir que usted tiene razón. Hay mucha diferencia entre querer enterarse de las noticias para poder dar respuestas sensatas y convincentes y así ayudar a los demás que el querer enterarse sólo por curiosidad.

    Una vez más gracias. Sigamos unidos en oración.

    Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*