¡Fuera de lugar y falta!

Al hablar ante un gran auditorio sumamente variopinto, no hay que sorprenderse que algunos aplaudan y otros chiflen. Los aciertos se premian con flores y las equivocaciones con tomates y huevos. Las palabras de ánimo y las críticas constructivas se agradecen, los golpes bajos se encajan apretando los dientes.

Sin embargo, como en el estadio de fútbol, los que realmente cuentan no son los de la tribuna, sino los compañeros de equipo y los señores vestidos de negro con las tarjetas en la mano. En mi caso, los que más cuentan son mis hermanos legionarios y muchas otras personas que merecen todo mi respeto y gratitud. Algunos de ellos me hicieron ver que era fuera de lugar e incluso falta citar la canción de Julio Iglesias en mi artículo del 29 de octubre. Varios me concedieron que el texto del mismo artículo iba en otra dirección y que de ninguna manera estaba pensado como una afrenta contra un sacerdote o un grupo de sacerdotes. De todos modos, acepto la amonestación: me expresé mal, me equivoqué y se acabaron entendiendo cosas que no siento ni pienso. La situación y la sensibilidad son lo que son y hoy quiero pedir perdón a los que esta ocurrencia poco feliz ha herido, ofendido o molestado. No era mi intención y en este momento modifico el artículo anterior y quito la letra y el archivo audio de la canción.

Me abstengo de ulteriores explicaciones porque, muchas veces, lo único que se logra es enredarlo todo todavía más. Por esto me limito a citar aquí lo que ya he contestado a uno de los comentaristas el sábado pasado, 30 de noviembre, debajo del artículo en cuestión, subrayando que toda esta situación no me da igual, sino que la llevo en el alma y en mi oración:

"Mi respuesta a la pregunta de mi artículo sería: No, la vida no sigue igual cuando un compañero se va. Es algo triste, algo que hace pensar, algo que compromete. Sin embargo, sí es cierto que la vida sigue y que hay que ir adelante, no como si no hubiera pasado nada, sino con renovada entrega y mucha caridad. Esto vale incluso para una familia cuando un hijo sale de casa por un conflicto con los demás. Tiene razón que parte de nuestro compromiso es también la apertura a preguntas y observaciones críticas y me atrevo afirmar que muchos legionarios de Cristo - por las circunstancias de este tiempo - hemos crecido en esta apertura y hacemos bastantes más distinciones que antes, tanto internamente como en público. Dios nos está guiando."

Añado una reflexión sobre el modo de interpretar lo que otros han dicho. San Ignacio, como presupuesto de su texto para los ejercicios espirituales, indica: "Se ha de presuponer que todo buen cristiano ha de ser más pronto a salvar la proposición del próximo, que a condenarla; y si no la puede salvar, inquiera cómo la entiende, y, si mal la entiende, corríjale con amor; y si no basta, busque todos los medios convenientes para que, bien entendiéndola, se salve" (n. 22).

En este sentido, agradezco a todos los que se comunicaron conmigo para decirme que estaba mal. Como lo dije cuando me embarqué en este blog hace sólo tres semanas, estoy aquí "para seguir aprendiendo y para compartir lo que puede ser de ayuda y de interés para otros". Parece que los errores son parte del aprendizaje. Les pido sus oraciones para que aprenda rápido y para que no tengan que pagar otros por mis errores.

Finalmente, aprovecho para dejar constancia que lo que escribo en este blog es responsabilidad personal mía y no es una postura institucional de la congregación de los Legionarios de Cristo o del movimiento Regnum Christi o de sus superiores. Soy consciente de la responsabilidad que tengo como sacerdote legionario y que no se trata de un juego. Me esforzaré para estar a la altura.

Que Dios los bendiga.

P. Andreas Schöggl, L.C.
preguntas@regnumchristi.org

P.D. En esta ocasión, por respeto a mis hermanos, prefiero evitar comentarios abiertos a esta entrada, ni flores, ni tomates. Gracias por su comprensión. Quien quiera me puede contactar por correo electrónico.

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Printed from: http://envivo.regnumchristi.org/2010/11/fuera-de-lugar-y-falta/ .
© Legionarios de Cristo 2014.

  • P. Andreas Schöggl, L.C.

    Soy legionario de Cristo desde 1993 y recibí la ordenación sacerdotal en 2003. Soy originario de Austria, pero desde 1996 vivo en Roma donde me licencié en filosofía y en teología dogmática. Actualmente trabajo en la secretaría general de la congregación de los legionarios de Cristo y, los domingos, en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe (de Roma).

  • Los escritos de este blog son responsabilidad personal de cada autor y no pretenden ser una voz institucional de la congregación de los Legionarios de Cristo o del movimiento Regnum Christi.

  • En imagen

  • Cristo resplancede en la obscuridad
  • Archivos