¿Fiestas decembrinas?

Como seglares, en estos días nos apretamos la agenda para cumplir “compromisos” y alistarnos para la cena de Navidad. ¡Que aburrido y monótono! así es, que monótona y difícil se han vuelto para muchos esta temporada. Tener que convivir con ciertas personas, tener que dar algún regalillo, tener que…., tener que…. y que cada quien ponga lo que quiera.

Una salida efectiva para esa monotonía es dar el auténtico sentido a cada fiesta, en estas líneas les quiero compartir lo que el Obispo de Tehuacán, México, nos dice al respecto sobre María y las fiestas decembrinas. Los invito  a leerlo y cambiar esa monotonía por una salida que al final y sin duda alguna será un buen ENCUENTRO!!!.

Fiestas de diciembre a la Virgen María

 

 

Han arrancado las fiestas a la Virgen María que se celebran en este mes de diciembre. La Inmaculada Concepción es fiesta patronal de la catedral, la ciudad y la diócesis de Tehuacán. El mismo día se celebra a la Virgen de Juquila, cuyo santuario se encuentra en la arquidiócesis de Oaxaca. Dentro de unos días celebraremos a Nuestra Señora de Guadalupe, Reina de México y Emperatriz de América. También en algunas comunidades se celebra a Nuestra Señora de Loreto y a Nuestra Señora de la Soledad. Hay una fiesta muy sugestiva de la Virgen María, ya muy cercana a la Navidad: Nuestra Señora de la Expectación, o sea la fiesta de la Virgen María precisamente en la inminencia o expectación del parto.

Estas fiestas no se contraponen unas a otras, sino que son diferentes títulos o advocaciones para aclamar y venerar a la misma y única Madre de Cristo y Madre nuestra; son fiestas que tampoco se contraponen al tiempo del Adviento, que nos prepara a la Navidad. Efectivamente, la Virgen María es la persona que más espera la Navidad, pues ella espera el nacimiento de su Hijo Jesús. De modo que al celebrar estas fiestas de la Virgen María, y muchas otras a lo largo del año, siempre ella nos lleve al encuentro de Cristo Jesús, para ser como ella y con ella, firmes discípulos y entusiastas testigos y misioneros de Jesucristo.

Una forma muy concreta de esto es en la oración del Rosario, devoción muy sencilla, muy extendida, muy profunda, con la cual, acompañados de la Virgen María, contemplamos a Jesucristo en los diversos misterios o momentos de su vida y su misión, desde su encarnación hasta su muerte, resurrección y glorificación, proceso en el cual María su Madre está profundamente unida y nosotros también lo queremos estar.

De esta manera, con las fiestas de la Virgen María, entretejidas al espíritu del Adviento, avancemos en nuestro caminar hacia la Navidad, “fija la mirada en Jesucristo, consumador de nuestra fe” (Heb 12, 2).

+ Rodrigo Aguilar Martínez
Obispo de Tehuacán

OJO: pueden seguir la celebraciones de la Virgen de Guadalupe en México desde  www.virgendeguadalupe.org.mx

Osvaldo Moreno

Acerca de Osvaldo Moreno

Desde 1998 trabajo formalmente para la Iglesia. Considero un privilegio ejercer en un mismo trabajo mi profesión de comunicador y el llamado a la evangelización de todo bautizado. Desde niño mis padres me enseñaron a colaborar con la parroquia, a estar cerca de los sacerdotes. Ahora de casado y como miembro del Regnum Christi estoy seguro de que el trabajo y la unidad de los movimientos de laicos es una riqueza que puede contribuir de manera muy importante a la reconstrucción de una sociedad más justa y libre.
Esta entrada fue publicada en Compromiso Seglar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*