Compartir una misma Mesa

Marco 5, 19 (…) «Vete a tu casa con tu familia, y anúnciales todo lo que el Señor hizo contigo al compadecerse de ti». El hombre se fue y comenzó a proclamar por la región de la Decápolis lo que Jesús había hecho por él, y todos quedaban admirados.

Recientemente celebramos la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, y queremos dedicar una reflexión que no pretender ser todo lo honda que se pudiera, sino sencillamente algo así como una breve pincelanda sobre uno de los muchos aspectos que abarca ser parte del Cuerpo de Cristo.  Y nos referimos a aquellas siempre hermanas nuestras que a lo largo de los años, y mucho más en los últimos años y meses han dejado la vida consagrada en el tercer grado ¿las razones de que su decisión? Cada una, en su corazón, en su oración, en su historia personal e irrepetible es una razón.

En esta solemnidad la liturgia nos recuerda que hemos compartido la misma mesa, que nos hemos alimentado del mismo Pan, y ante la frase del sacerdote al darnos la comunión “cuerpo de Cristo”, respondemos “amén”, no únicamente a modo de manifestación de que, en efecto, la Eucaristía es el Cuerpo de Cristo, sino también a modo de recordatorio pues todos aquellos que nos acercamos al altar para recibir al Señor, somos parte del Cuerpo de Cristo. A la luz de este misterio tan grande, tan maravilloso es ante la cual queremos agradecer a todas las que en algún momento formaron parte de la vida consagrada, meses o años, todas construyeron lo que muchas seguimos viviendo, es decir, les estamos en deuda. Muchas, muchísimas de quienes “fueran” nuestras compañeras pero “son” nuestras hermanas, hablan de sus años en dentro de la vida consagrada como un don de Dios, para su vida espiritual, humana, para formarse de cara a la misión que Cristo les tenía preparada.

Y respetando el querer de cada una, así como su camino y su proceso, las consagradas (como grupo y cada una en lo personal) procuramos mantener las amistades tan grandes y fuertes que se han formado con quienes ya no compartimos un estilo de vida, pero sí una meta en la vida: ser de Dios y servir a la Iglesia, y esto, cada una desde ahí dónde Dios la quiera. Aquí viene a cuento el pasaje inicial, este hombre del que nos habla el Evangelio con sincera y honda gratitud al Señor quiere seguirlo, pero su lugar está con los suyos, para desde ahí, hablar de las grandes cosas que Dios ha hecho en él y hará ahora por medio de él.

Ahora que la tecnología nos los facilita, que nos hemos abierto con humildad y sinceridad a un proceso de revisión sobre qué había en nosotros que no fuera acorde con el Evangelio, es momento de agradecer y respetar a todos los que son sinceridad han visto que la vida consagrada no es su camino, esto también es pastoral vocacional, quizás un área menos atendida, pero no por eso menos importante, ya que tan generosa es la que entra como la que sale, ¿no quedamos que lo importante es hacer el querer de Dios sobre  cada uno pues ahí está la felicidad que Él nos tiene destinada?

Sin duda no es un tema fácil, causa desconcierto en muchas personas, quizás dolor y escándalo en otras y cuánto quisiera que no fuera así. Pero como consagrada, amiga y hermana de MUCHAS que han tomado otro camino, les animo a que sepamos acompañar en los procesos vocacionales por el camino que Dios marque, si hemos compartido el mismo Pan y el mismo Vino, Cuerpo y Sangre de Cristo, esta aparente “disminución” de consagradas en ciertos lugares implica casi forzosamente un incremento de mujeres comprometidas en la vida laical, en el matrimonio, en sus diversas profesiones… y eso es un medio más, quizás el que Dios quiere ahora para amarle más y servirle mejor.

*****

Paulina Nuñez es consagrada desde hace 12 años, es originaria de Guaymas (México), actualmente realiza su labor apostólica en Monterrey y publica sus artículosen http://envivo.regnumchristi.org/ , http://entreotrasideas.blogspot.com/ y vía twitter @entreotrasideas

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Printed from: http://envivo.regnumchristi.org/2011/06/compartir-una-misma-mesa/ .
© Legionarios de Cristo 2014.

2 Comentarios   »

  • Nicté Sánchez de Escudero says:

    Bien dices Pulina, no importa que ya no se comparta el mismo estilo de vida, lo importante es buscar a Dios, por sobre todas las cosas. El RC, como todos los movimientos inspirados por N.S. Son caminos para encontrarle y si por ciertas circunstancias nos llegamos  a "perder" en las obras, en las criaturas, entonces, es necesario re-direccionar nuestro rumbo, para no desenfocarnos de nuestra verdadera misión "Id por todo el mundo y predicad el evangelio"
    Buscar a Dios, 
    buscar servirle,
    querer amarle,
    eso es grande.

  • Paulina Nuñez says:

    Gracias Nicté... creo que has entendido bien por donde va mi inquietud y deseo, tantas compañeras que han sido y son sumamente generosas tanto al consagrarse como al aceptar que Cristo les pida un cambio de vida merece mucho respeto y quizás una acogida aún más cordial y sin juicios de parte de todos, gracias por tu comentario.

RSS feed para comentarios de esta entrada , TrackBack URI

Deja un comentario

Busquemos que en todo reine la caridad de Cristo: “La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. La caridad no acaba nunca” (1 Cor 13,4-8).



Porfavor usa HTML tags <a href=""></a> para insertar links

Imagen CAPTCHA
*

  • Paulina Núñez Jiménez

    Soy Paulina Núñez Jiménez, de Guaymas, Sonora (México), fui colaboradora en Cozumel, me consagré en 1999, realicé mi formación en Monterrey, he trabajado apostólicamente en Mérida y Monterrey, apoyando en secciones de jóvenes y centros estudiantiles. Soy licenciada en Educación y Desarrollo por la Anáhuac y actualmente estudio un máster en Creatividad y Valores, apoyo en algunos proyectos como fotógrafa y diseñadora gráfica.

  • Los escritos de este blog son responsabilidad personal de cada autor y no pretenden ser una voz institucional de la congregación de los Legionarios de Cristo o del movimiento Regnum Christi.

  • En imagen

  • Cristo resplancede en la obscuridad
  • Archivos