PHP_EOL

Banquete de paz

¿Tienes diecisiete, veintitrés, doce, treinta, cincuenta, sesenta o noventa años? Pues esto es para ti, porque nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para participar en un «banquete de paz».

¿A un banquete vas de pisa y corre? Sabiendo la importancia que tiene la reunión, con anticipación te preparas para disfrutar el momento. Organizas tu tiempo y actividades para que nada impida tu participación. Tienes el deseo de asistir porque sabes que un «banquete» es sinónimo de abundancia, de placer, de pasar un buen rato. Además tienes la expectativa y curiosidad de qué novedad vas a experimentar, porque ordinariamente cada «banquete» tiene algo especial, único, diferente a los demás. Por eso te dispones con tus mejores galas y asistes puntualmente a la cita. Además, procuras ir acompañado de quien más quieres: tu familia, tus amigos o conocidos. Si te das cuenta que ellos no saben de la invitación, haces lo necesario para que ellos también participen.

Este «banquete de paz» es especial, porque el menú que ofrece: PAZ, es algo que a los diecisiete, veintitrés, doce, treinta, cincuenta, sesenta o noventa años se busca, se quiere experimentar o se quiere seguir disfrutando.

¿Quién invita? Pues nuestro Señor, Padre creador, Hijo redentor y Espíritu Santo santificador, que quiere tener un encuentro, de tu a Tu, contigo.

¿Para qué? Para regalarte gratuitamente su paz. ¿Por qué? Porque sabe que tu corazón está inquieto hasta que no participe en este banquete. ¿Te va pedir algo a cambio? Seguramente, pero no como quien tiene que pagar para recibir, ¡no! Dios te da su amor en plenitud y sin condiciones, pero para poderlo degustar ordinariamente hay que renunciar a lo que impida u obstaculice este disfrute. Pero es una renuncia garantizada, porque Cristo aseguró que vas a recibir el 100 x 1 a cambio, y con su muerte en la cruz garantizo su ofrecimiento. ¿No te parece suficiente? ¡No hay mejor negocio!

Y algo todavía más increíble y novedoso, es que a este «banquete de paz» estamos invitados a ir diariamente, ¡todos los días! Si, Dios siempre nos invita a participar en su banquete en la oración y en la Eucaristía. Continuamente nos pone en el camino diversos recordatorios e invitaciones, para que no se nos olvide que nos está esperando.

Es que el problema es que yo no creo en eso de que en una hostia este Cristo… Pues en esta celebración de Corpus Christi ve ante la Eucaristía y pide sincera y humildemente a Dios que te ayude a conocer este misterio, nunca se sabe qué resultado pueda haber, como el que nos relata este testimonio que con gusto te comparto.

 

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Printed from: http://envivo.regnumchristi.org/2012/06/banquete-de-paz/ .
© Legionarios de Cristo 2014.

4 Comentarios   »

  • Mauricio Rosales Masias says:

    Tantum ergo sacramentum veneremur cernui de Santo Tomas de Aquino. Quizás se preguntaran por que una oración tan antigua, sera que quiero llegar a una solemnidad. SÍ , entonces digamos " Veneremos pues inclinados tan grande sacramento " . Siempre es edificante encontrar las raíces de lo que nos motiva para nuestras vidas, aquel sentido de Dios y especialmente el sentido de la Eucaristía en nuestra existencia.

    Ahí frente al Sagrario: que debo decir, que debo sentir, que tengo que pedir... y tantas mas incógnitas que se nos presentan ante un Dios invisible a los ojos humanos. Pero no te preocupes Dios ya sabe todo lo que necesitas, todo lo que sufres.... tanto y mas de todo lo que le escondes, tus errores y tus éxitos, tus penas y alegrías, tus temores, tus miserias y virtudes... del barro de que estas hecho, en definitiva Dios conoce todo lo que eres en cuerpo y alma. Solo tienes que acompañarlo, dejarte querer por El, dejar que su presencia llene tus vacíos, que su misericordia enmiendo tus errores, que su voluntad cambie tus problemas.... y sí, es real , Dios es un Dios de milagros

    Muchos se preguntaran como logramos aquella sintonía con Dios en la Eucaristía, te diré que es muy fácil deja que Dios se conmueva de tu alma y corazón... no mires con tus ojos físicos o con lo cognitivo de tus pensamientos, cierra tus ojos, mira con los ojos de tu alma, con el sentir de tus dolores, de lo lacerante de los problemas que te superan humanamente, de la vergüenza de nuestros pecados. es ahí que Dios se conmueve fijando su mirada en ti, dándote ganas de pedirle perdón, de acercarse al sacramento de la confesión, de gritarle Señor te amo, ahí comienzas a sintonizar con Dios, con un alma limpia y perdonada con la Gracia de Dios en la confesión, este es el primer paso de un largo camino al universo del amor.

    Ya estando en paz con Dios y con la humanidad, tienes la capacidad de experimentar a Dios en la Eucaristía. Vuelve a cerrar tus ojos y deja sentir en tu interior el temor a tus propias debilidades, las ganas en tu corazón de ser un hombre y/o una mujer de bien, de expresar en tu sentir tus dolores personales.... ahí comenzaras a recibir la gracia de Dios para tu vida y si Dios lo considera necesario muchas bendiciones y milagros.

    Como te darás cuenta necesitaras naufragar en muchas visitas al Santísimo con la misma metodología y veras que en tu corazón sucederán cambios, tu voluntad sera reforzada, tus sonrisas saldrán de tu alma, tu presencia tendrá perfiles de Jesús... y lo mas hermoso tu vida aun con vendavales se llenara de esperanzas y con sentidos de Dios. Dios podrá construir en tu vida la capacidad de comprender el Amor.

  • Xavier Velasco says:

    .

  • Gracias Mauricio por tu comentario tan iluminador. Ciertísimo todo lo que mencionas, especialmente recomiendo a todos seguir tus recomendaciones:
    ...dejarte querer por El, dejar que su presencia llene tus vacíos, que su misericordia enmiendo tus errores, que su voluntad cambie tus problemas....
    ¡Qué maravilla! De nuevo muchas gracias por tan enriquecedor comentario.

  • Mauricio Rosales Masias says:

    Gracias a usted Sra. Graciela por darnos la oportunidad de contribuir a pensar y reflexionar sobre este noble sacramento... Ademas gracias a la espiritualidad legionaria que me enseño a amar a Cristo a pesar de mis limitaciones y poder experimentar en mi pequeño corazón estas reflexiones sobre este edificsnte sacramento, un gran abrazo y me encomiendo a sus oraciones.

RSS feed para comentarios de esta entrada

Deja un comentario

Busquemos que en todo reine la caridad de Cristo: “La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. La caridad no acaba nunca” (1 Cor 13,4-8).



Porfavor usa HTML tags <a href=""></a> para insertar links

Imagen CAPTCHA
*

  • Graciela Garza de Madero

    Esposa, mamá de cuatro, suegra de tres y ¡feliz abuela de seis niñas! Miembro de la gran familia del Regnum Christi desde hace más de treinta años. He tenido el privilegio de participar en diversos proyectos como el Centro de formación integral a distancia (CEFID), Núcleos de vida Cristiana y Misión multimedia. Actualmente colaboro en el Centro de Recursos del Regnum Christi y en el Centro de estudios familiares y sociales (CEFAS).

  • Los escritos de este blog son responsabilidad personal de cada autor y no pretenden ser una voz institucional de la congregación de los Legionarios de Cristo o del movimiento Regnum Christi.

  •  

    junio 2012
    L M X J V S D
    « may   jul »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • En imagen

  • Cristo resplancede en la obscuridad
  • Archivos