Merce y ¡¡¡México campeón!!!

Quiero compartirles dos grandes alegrías.

Nació mi quinta nieta, María de las Mercedes. Es difícil poder describir la maravillosa experiencia de poder contemplar y acoger en este angelito toda la bondad y perfección de la creación de Dios.

Mientras cavilaba ideas de cómo describir este asombroso acontecimiento, tuve el efímero placer de ver a nuestra selección mexicana de futbol ganar su primera medalla de oro en las olimpiadas.

Y digo efímero, porque no soy aficionada a este deporte, pero disfruté mucho ver el juego con la familia y sé, que este acontecimiento, será un paréntesis positivo en la historia de muchos mexicanos.

No se hicieron esperar los comentarios en facebook y hoy, en vez de video testimonio, parafraseo un comentario de un hermano legionario, que nos ayuda a no quedarnos en lo pasajero y transitorio de este momento de gloria.

«¡Comparto la inmensa alegría de todos los mexican@s por la medalla de oro en soccer! No ha sido una medalla fortuita, sino como mencioné en un face anterior, el resultado de un programa diseñado en filigrana y seguido con el alma y el cuerpo. En el triunfo de un “verdadero equipo” (team work) todos son igualmente importantes y ninguno es imprescindible, como se demostró. Tenemos cuatro años para demostrar al mundo que México tiene estrategas deportivos, y muchos jugadores, la mayoría jóvenes sencillos, de extracción humilde, mansos y humildes de corazón. Ojalá y en las demás disciplinas deportivas sigan el ejemplo del Chepo de la Torre, de Fernando Tena y el equipo técnico y directivo que conquistó tan merecido triunfo mundial. ¿Por qué en baloncesto fuimos a menos? Hace 40 años estábamos entre los cinco mejores del mundo cuando jugaban Raga, Pontviane, Guerrero, el Chiquis Grajeda, dirigidos por Laster Lane? Porque no los apoyaron. ¿Qué ha pasado con el boxeo olímpico? ¿Con la equitación? Cuando en el 48 en el mismo Londres conquistamos el oro en equipo y Mariles ganó el oro montando a su caballo “arete”. ¡¡¡Sí se puede!!! Pero con sistema, constancia y metiendo todo el cuerpo y el alma».

Después del receso de verano, en esta parte del mundo, se re inician las actividades teniendo como marco la proximidad del Año de la Fe. Qué importante va ser nuestra vida de equipo y nuestra participación en los diversos medios que nos ofrece el Movimiento para que confiando en Jesucristo, pasemos de una fe creída a una fe vivida.

Gracias por darme la oportunidad de comentar contigo estas experiencias y nos vemos pronto con un nuevo video testimonio.

Acerca de Graciela Garza de Madero

Esposa, mamá de cuatro, suegra de tres y ¡feliz abuela de seis niñas! Miembro de la gran familia del Regnum Christi desde hace más de treinta años. He tenido el privilegio de participar en diversos proyectos como el Centro de formación integral a distancia (CEFID), Núcleos de vida Cristiana y Misión multimedia. Actualmente colaboro en el Centro de Recursos del Regnum Christi y en el Centro de estudios familiares y sociales (CEFAS).
Esta entrada fue publicada en En vivo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*