¿Es vigente el Evangelio?

Hace uno días, caminando por la emblemática colonia Roma de la Ciudad de México, estaba un hombre de pie cubierto por completo en una cobija verde, delgada y sucia; sólo dejaba al descubierto unos píes y tobillos lacerados y mugrosos por el andar descalzo en la ciudad más grande del mundo.

No se movía, en realidad parecía que todo su mundo se limitaba al interior de la cobija que lo aislaba de la indiferencia de todos los que por ahí pasábamos.

En medio de la calle, pasó un hombre joven, con paso apresurado porque el clima advertía una inminente lluvia. Como a todos, le llamó la atención el aspecto de aquel hombre descalzo envuelto en su mundo, en su cobija color esperanza. A diferencia de los que pasábamos y sentíamos lástima por ese hombre y seguíamos nuestro apurado camino a nuestros importantes compromisos, este hombre se detuvo junto al  indigente, se inclinó a su lado, desabrochó las agujetas de su calzado, se quitó los zapatos y se los entregó al hombre de la cobija. Se puso de pie y sin decir ni hacer algo, siguió su camino apresurado, ahora con sus píes descalzos sobre el pavimento ya húmedo.

Esta experiencia me llevó a preguntarme: ¿Es literalmente vigente el mensaje y las exhortaciones del Evangelio?, yo creo que sí lo es, en sí mismo es vigente, de su aplicación en los instantes de nuestra vida, pues ya depende de cada uno de nosotros: seguirnos de frente o hacer lo que Cristo hubiera hecho.

Osvaldo Moreno

Acerca de Osvaldo Moreno

Desde 1998 trabajo formalmente para la Iglesia. Considero un privilegio ejercer en un mismo trabajo mi profesión de comunicador y el llamado a la evangelización de todo bautizado. Desde niño mis padres me enseñaron a colaborar con la parroquia, a estar cerca de los sacerdotes. Ahora de casado y como miembro del Regnum Christi estoy seguro de que el trabajo y la unidad de los movimientos de laicos es una riqueza que puede contribuir de manera muy importante a la reconstrucción de una sociedad más justa y libre.
Esta entrada fue publicada en Compromiso Seglar. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿Es vigente el Evangelio?

  1. Óscar Herrera dijo:

    ¡Así es!, el mensaje del evangelio esta vigente, sólo es cuestión de que cada uno de nosotros se anime a ¡vivirlo!

  2. Víctor dijo:

    Creo que es de valientes ser coherentes con el Evangelio, en cada momento de la vida, con cada persona. Sólo hay que ver la vida de los Santos para conocer el costo de llegar ese estado de plenitud.
    Las debilidades nos arrastran a la comodidad, el egoísmo y la indolencia.

  3. Que tan distintos podemos ser de nuestros ancestros de hace siglos? Aun con el celular en la mano y las supercomputadoras, seguimos teniendo las mismas inquietudes, los mismos cuestionamientos, y las mismas caídas.
    Creemos que sabemos mucho, pero de un saber que es temporal, no de esa sabiduría que nos hace plenos
    Yo creo que el mensaje del Evangelio trasciende tiempo y épocas, pues trata de aquello que permanece en nosotros: nuestro ser interior

  4. kena miranda dijo:

    El Evangelio sigue y seguirá siendo vigente siempre porque es para el hombre. Mi respuesta a aquello a lo que nos llama,¿ es coherente? Eso es lo que creo que tengo que preguntarme al final de cada jornada.
    Y después de responderme, proceder a la acción que el Espíritu Santo vaya inspirándonos con amor,diligencia, prudencia sencillez y humildad… he ahí un verdadero reto para cada día.
    Gracias Oswaldo por el reto a detenernos para salir de la indiferencia hacia quienes Dios va permitiendo se crucen en nuestro camino en cobijas de diferentes colores que cubren muy diversas necesidades.

  5. Marilupe Represas dijo:

    Así es, que Dios nos conceda la sensibilidad y la caridad para ver al hermano necesitado que está junto a nosotros. ¿Has intentado alguna vez decirle a Dios “permíteme socorrerte en uno de tus pobres” al entrar al super? Haz la prueba y verás, te sorprenderás

  6. Laura Costas de Labarthe dijo:

    Eso es vivir el Evangelio, es lo que Cristo vivió y espera de nosotros.
    Sin embargo, la vida diaria, prisas, inseguridad, etc nos han endurecido el corazón y muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de las necesidades de los demás.
    Gracias por enviar esto que, de alguna manera, nos hace sensibles y nos pone a reflexionar.

  7. Maria del Pilar Barroso dijo:

    Asi como todos vamos apresurados, negándonos a ver las necesidades de los que nos rodean, algunos tienen el valor de ver a los otros, apiadarse de ellos,¡ que ahora es tan difícil!, y mas ahún hacer algo instantaneo por los demas dejando que nuestro corazón y la caridad nos guíe.

  8. Alfonso Muñoz Flores dijo:

    Cuando terminé de leer el artículo de Oswaldo, me pude imaginar perfectamente a esos dos personajes. Uno satisfecho y el otro con cierto descontrol. Dos formas muy distintas de asimilar la misma situación. Posteriormente me imaginé a Oswaldo, con cierta sonrisa en el rostro, con una pregunta o afirmación: “¿Esto es lo que debo (debemos) hacer..?” para difundir y actualizar el Evangelio.
    ¿es actual el Evangelio? la respuesta es obligada: SI es Actual. Pero la pregunta no es la actualidad del Evangelio en sí, sino ¿cómo lo hago YO actual? ¿Cómo me comprometo a vivir las enseñanzas contenidas en el Evangelio ? Realmente conozco el texto en su totalidad o parcialmente. Me preparo cotidianamente a vivirlo o simplemente lo intento vivir de la mejor manera que se me ocurre ese día.
    Ahora que Benedicto XVI nos abre un año “de la FE” ¿qué voy a hacer concretamente para dejarme “empapar” o “mojar por las enseñanzas del Evangelio” ?
    Una vez mas, el Evangelio es una forma de vida, una forma de ser y acometer las circunstancias de cada día, en el ámbito en el que nos encontremos. Que se note la coherencia y el amor con el que lo hacemos nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*