Queriendo ya a un “desconocido”

Por el P. Leopoldo Cuchillo, L.C.

Papa Francisco

Con tantas quinielas, cascada de nombres y biografías, listas, comentarios y afirmaciones tan dogmáticas y seguras, que hemos estado escuchando en estas últimas semanas, las caras y los comentarios de los “televisivos” y presentadores, ayer, al oír el nombre de nuevo “hombre de blanco”, es para inmortalizar. “Es que me he quedado de piedra” decía una querida periodista. Y la verdad no es para menos.

Como que a fuerza de nombres repetidos hasta la saciedad, uno siente en su interior que el Espíritu Santo vuela en la capilla Sixtina, sí, pero también en los platós de las televisiones y radios, en los micrófonos y cámaras, y en las teclas de pcs, twitters y demás “artilugios” modernos, inspirando y casi “avisando” para que las imprentas y los dedos vayan ya trabajando y salga a la calle o a las ondas, rápida, la noticia. ¡Ya lo habíamos dicho nosotros, estaba claro, era lo previsto!

Y de la voz que baja de la Logia vaticana, oímos un “Jorge Mario” y además en latín, que hace que nuestras mentes y palabras ordenadas desde hace semanas para este momento, se bloqueen… esto no era lo “inspirado”, esto no es lo “impreso”, lo que ya casi se pontificaba por la red. No es lo “acordado” por la mayoría, por vaticanistas y opinadores.

Y de repente un, para miles y miles, “casi desconocido” se ha colado en tu casa y en tu corazón y has empezado a quererle, como si desde toda la vida hubiera sido tu Padre, alguien cercano y con el que se está seguro. Y te vas a la cama, tranquilo, sereno, feliz, porque el sentido de orfandad ha quedado rellenado con un rostro, unas palabras y un corazón. “Habemus Papam”.

Hoy los datos, las fotos, las anécdotas contadas por conocidos, familiares y políticos, eclesiásticos y “gente de su barrio natal” llenan los periódicos, las conversaciones y las llamadas de teléfono. Sabemos ya su “curriculum”, ya conocemos cómo vive, como viaja, que ha dicho y que ha escrito. Se analiza su pensamiento, sus posturas intelectuales y espirituales; tratamos de “encasillarlo”; incluso ya se han posicionado sus contrarios.

Y una vez más uno se asombra de la acción de Espíritu en su Iglesia. Ha sido éste; pero podría haber sido el contrario, con estas cualidades u otras opuestas, pero una cosa tenemos clara: este es nuestro nuevo Pastor Universal. Este es el hombre que Dios ha querido para que sea nuestro guía, nuestra iluminación, nuestro Papa. Poco a poco dejará de ser ese desconocido. Pero ya desde ahora le queremos.

Decía en mi anterior comentario sobre el tema, que estábamos a la expectativa de la sorpresa que el Espíritu quisiera darnos, después de las dos últimas, con Juan Pablo II y Benedicto XVI. ¡Y vaya si la ha dado!. Y de nuevo desde la Logia, este, para muchos, “desconocido” ha llenado el corazón de los fieles y la esperanza de tantos millones de personas que mirábamos y escuchábamos atónitos.

Nos hemos quedado de piedra, sí, pero el Espíritu nos ha vivificado inmediatamente. Gracias Santo Padre Francisco. Ya le queremos.

Acerca de Autores varios

En esta sección publicamos textos selectos de otros autores que desean compartir sus reflexiones sobre temas relacionados con el carisma y la misión del Regnum Christi en la Iglesia. Las sugerencias se pueden enviar a (regnum@regnumchristi.org), junto con una breve presentación del autor”.
Esta entrada fue publicada en En vivo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Queriendo ya a un “desconocido”

  1. Br, Ignatius Maria dijo:

    Gracias por el artículo P. Leopoldo! Como siempre, expresa de maravilla lo que todos queremos pero quizá no sabemos tan bien expresar. Unidos en la oración por nuestro nuevo Papa Francisco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*