Servir a este Gran Rey, Cristo

Sergio Salcido, L.C.

Soy Sergio Salcido, legionario de Cristo.

Nací en Hermosillo, Sonora (MÉX) el 28 de noviembre de 1979 en el seno de una familia de 6 hijos. Terminé la carrera de Ing. Químico y posteriormente fui colaborador del Regnum Christi en León.

Reflexionando sobre el porqué tengo alegría en ser legionario de Cristo lo primero que vino a la mente fueron algunas experiencias concretas y relevantes. Situaciones importantes en mi vida como legionario o con alguna persona encontrada en el camino… Pero después me di cuenta que esas no son suficientes, se quedan “cortas” por más especiales que sean. Y digo que se quedan “cortas” pues esa alegría que proporcionaron en su momento ya pasó, ha quedado atrás y aunque vuelva a dar cierto gozo al recordarlas no llegan a ser fundamentales ni absolutas. No niego que no hayan dado alegría pues sin duda alguna han quedado grabadas en el corazón: el inicio del candidatado, la recepción de la sotana, momentos de adoración eucarística, la profesión religiosa temporal y perpetua, las experiencias apostólicas, la llegada a Roma, la convivencia y amistad con muchos legionarios… y la lista de “alegrías” seguiría pues Dios ha sido muy generoso conmigo.

Por otro lado, desde el primer día que pisé en el noviciado hasta hoy, no han dejado de haber dificultades que parece nublar esas alegrías presentándose casi contemporáneamente. Han habido tempestades y las olas se han agitado (cf Mt 8, 24), se ha tambaleado la barca donde he navegado estos años desde que Cristo me invitó a remar mar adentro (cf Lc 5, 4), muchas veces he tenido que gritar “Señor sálvame” pues me hundo (Mt 14, 30)… Y si todo esto pasa, entonces me pregunté, ¿qué es realmente lo que me hace ser feliz como Legionario? ¿Por qué sigo aquí? Y creo que la respuesta es muy obvia, no es nada del otro mundo y sí estoy convencido que es lo que da fundamento a todas esas “alegrías” cotidianas: servir a este gran Rey, Cristo.

Me fascina cada una de las palabras del Salmo 34, 9: “Gustad y ved qué bueno es el Señor. Dichoso el hombre que se acoge a Él”. Creo que viene muy a cuento con la respuesta anterior. A la luz de este versículo entendí en los ejercicios espirituales de mes lo que San Pablo recomienda a los filipenses: “Estad siempre alegres en el Señor, os lo repito, estad siempre alegres” (Fil 4, 4). No es fácil estar alegre y presentar una cara serena siempre y en todo momento, no es fácil volar alto y dar sentido sobrenatural a todo mi actuar cuando las circunstancias son adversas. El cansancio siempre llega tarde o temprano. Pero tener la certeza y saber que Cristo es mi Alegría (con mayúscula), el motivo de todo lo que soy y hago, que es Él quien me sostiene en las batallas diarias y de contemplar lo que hará a través de mí como sacerdote es precisamente la razón de por qué me considero un legionario alegre.

Por esa verdadera alegría que da Cristo y por su gracia divina se superaron tantas situaciones: el miedo en el noviciado a que me dijeran que no era mi camino, el pulir mi temperamento, el trato y trabajo difícil con varios padres, la incertidumbre durante las prácticas ante el futuro de la Legión que me hizo pensar en la posibilidad de ser sacerdote diocesano, las dificultades en la comunidad de apostolado, las deficiencias en algún voto religioso, la soberbia de creerme perfecto…

En definitiva, vivo alegre con mi vocación legionaria porque he podido ver y constatar las maravillas que el Señor ha hecho en mí, en mi familia y en las personas con quienes ha querido cruzar mi camino. Esa es la alegría que se queda, que no pasa, que me hace feliz y que me realiza. Si uno gusta, ve y se acoge a Cristo entonces se puede ser verdaderamente alegre.

Acerca de Autores varios

En esta sección publicamos textos selectos de otros autores que desean compartir sus reflexiones sobre temas relacionados con el carisma y la misión del Regnum Christi en la Iglesia. Las sugerencias se pueden enviar a (regnum@regnumchristi.org), junto con una breve presentación del autor”.
Esta entrada fue publicada en En vivo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*