¿Está cambiando el Papa Francisco la doctrina de la Iglesia?

Las reacciones a la entrevista que el P. Antonio Spadaro SJ hizo al Papa Francisco y que se publicó hace unos días han sido bastante dispersas y de signos opuestos. Un periódico español ostentaba el titular «Jamás he sido de derechas». En otros medios se podían leer encabezados como: «El Papa rechaza la “injerencia espiritual” con gays y divorciados”; «Pide Papa dejar de pelear por aborto y gays»;  «Papa Francisco dice “soy un pecador”»; «Para el Papa lo primero es el Evangelio y después la doctrina» y «Vientos de cambio en la Iglesia».

Surge inevitable la pregunta: ¿está el Papa Francisco cambiando la doctrina de la Iglesia? Creo que la mejor manera de responder debe ser la lectura pausada y serena de la entrevista misma. No bastan los titulares. En ella el Santo Padre nos abre una ventana para conocerlo casi personalmente, y es siempre reductivo e injusto que alguien determine que una única frase, sacada de contexto, sea la clave interpretativa de todo su pensamiento expresado en un texto bastante amplio.

El Papa utiliza una imagen audaz de cómo él ve a la Iglesia: como un hospital de campaña después de una batalla. Ahí hay hombres y mujeres con heridas atroces, al borde de la muerte. Lo más importante no es hacerles cirugía estética en ese momento, sino salvarles la vida. Y, en el ámbito espiritual, Francisco está profundamente convencido de que la exhortación de San Pablo a los romanos sigue siendo verdad: «si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo»[1] .

Ya hace unos años el Cardenal Jorge Bergoglio influyó con sus ideas y su “cristocentrismo” en el Documento de Aparecida. Ahí los obispos de América Latina invitaban a toda la Iglesia a salir de una «pastoral de conservación» quizás un poco cómoda y conformista y movilizarse en un compromiso misionero que saliera a buscar a los alejados. Y lo primero es el anuncio de Jesucristo, de su amor, de su misericordia, de su buena notica, de lo que Dios ha hecho por cada hombre. Después vendrán las exigencias morales y religiosas. Primero salvar la vida, luego lo demás.

Me impresiona que el Papa mencione el cuadro «La crucifixión blanca» que Marc Chagall pintó en 1938. Ahí aparece Jesucristo como un mártir judío, rodeado de las tragedias que son consecuencia de ideologías inmanentistas que prometían al hombre la felicidad. Y está Jesucristo en el centro… Parecería que Francisco nos quiere recordar que es Cristo la medicina que el hombre necesita. No una serie de normas morales que, sin la referencia al Señor, resultan pesadas y poco atractivas y que se llevan sólo por Él y con Él. De suyo, así hacía San Pablo: primero habla en sus cartas del misterio del amor de Dios a todos los hombres en Cristo y después afronta las exigencias de esta relación con Él.

Cuando me tocó colaborar con algunos medios de comunicación para el Cónclave, era bastante previsible que los periodistas preguntarían sobre los homosexuales, el aborto, los divorciados vueltos a casar y los anticonceptivos. Lo que el Papa está diciendo es que no podemos reducir la Iglesia a estos temas. Son importantes, sin duda. Son temas candentes. Pero no son lo esencial. Lo importante y más urgente es que todos los hombres puedan encontrarse con Jesucristo, una persona viva, que dé una nueva orientación y abra nuevos horizontes a sus vidas[2]. Es una invitación a ver más allá de estos temas.

El Papa Francisco, con gran audacia y sencillez, afirma que él es hijo de la Iglesia y que cree en su doctrina. Él no es de derechas ni de izquierdas. No es progresista ni conservador. Es un pastor que quiere implementar el Concilio Vaticano II, que entre sus documentos más insignes recuerda que es Jesucristo quien revela el hombre al hombre [3]. Y por eso, lo que más desea, es que la Iglesia entera –y él parece ser el primero- salga a las periferias a compartir con todos, especialmente con quienes están lejos y quienes sufren, la alegría del amor de Jesucristo. Me parece que lo que más desea es que, cuando una persona se mire en el espejo, independientemente de su situación moral, de su ideología política o de su orientación sexual pueda ver reflejado a un hombre o una mujer que es apasionadamente amado por Dios en Cristo.

¿Es entonces Francisco un Papa progresista que está rompiendo con la doctrina de la Iglesia? Yo creo que no. Creo que nos está ayudando a centrarnos en lo verdaderamente importante. Creo que es un pastor que quiere buscar a la oveja perdida y sacar de la autocomplacencia a la que quizás todavía está en el redil quizás preocupada por cosas secundarias y “autorreferenciales”. Creo que es simplemente un muy buen católico y un buen pastor, que nos confirma en la fe y nos enseña cómo se evangeliza hoy.

 


[1] Romanos 10,9

[2] Cf. Benedicto XVI, Carta Encíclica Deus Caritas est, n. 1.

[3] cf. Gaudium et spes, n. 22

 

Benjamín Clariond Domene LC

Acerca de Benjamín Clariond Domene LC

El P. Benjamín Clariond LC nació en Monterrey, México en 1973. Es licenciado en filosofía y licenciado en teología por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma. Ingresó a la Legión de Cristo en 1991. Hizo la profesión perpetua en 1999. Fue ordenado sacerdote en 2004. Actualmente es el director de la Oficina internacional de comunicación del Regnum Christi y de la Legión de Cristo. Reside en Roma, Italia.
Esta entrada fue publicada en En vivo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿Está cambiando el Papa Francisco la doctrina de la Iglesia?

  1. H. Alexis Gatica, LC Alexis Gatica, L.C dijo:

    ¡Gracias por el artículo! Muy bueno y ojalá todos podamos leer esta entrevista, las homilías, los mensajes del Papa con calma. Aprendemos mucho del Papa.

  2. Martin dijo:

    Pues me parece muy interesante su reflexión. Pero yo creo que el Papa tiene que defender también la doctrina de la Iglesia que es muy clara en materia del aborto, de los así llamado “matrimonios” homosexuales, y demás. Que diga que hay que abrazarlos a todos sin más y decirles que Jesús los ama, que la Iglesia no debe meterse en esas cosas, sabe a RELATIVISMO. Admiro a este Papa. Pero sus afirmaciones me causan cierta inquietud.

  3. Benjamín Clariond Domene LC P. Benjamín Clariond LC dijo:

    Martin, gracias por tu comentario y tu pregunta. El Papa es muy claro al dar su posición sobre el aborto, la homosexualidad, etc. De hecho, al día siguiente de la entrevista, habló a un numeroso grupo de ginecólogos en Roma y les recordó que en cada ser humano, incluso el no nacido, está el rostro de Cristo y que hay que defender siempre la vida.

    Lo que está diciendo, más bien, es lo que encuentras en el documento del Concilio Vaticano II sobre el ecumenismo, llamado “Unitatis Redintegratio” en el nº. 4. Ahí se habla de la jerarquía de las verdades. ¿Qué quiere decir esto? Muy sencillo. La doctrina católica es verdadera, pero no todos los contenidos están al mismo nivel. Por ejemplo, la existencia de Dios que es uno y trino es mucho más central a la fe que, por decir algo, el ayuno eucarístico…

    Es decir, el Papa no está negando la doctrina católica ni el depósito de la fe. Lo que está diciendo es que primero hay que anunciar a Jesucristo, su amor misericordioso, el kerygma… y luego las exigencias morales y religiosas que se derivan de este encuentro personal.

    Confía mucho. Y te recomiendo que SIEMPRE leas las palabras del Papa y no te creas la interpretación que hacen los medios. No sé si hablas inglés, pero si sí, te paso un enlace a una entrevista muy interesante al P. John Bartunek en MSNBC este domingo. Que Dios te bendiga.

  4. Mauricio Ruiz LC dijo:

    Muy buenas reflexiones. Me he sentido invitado a leer con detenimiento toda la entrevista y así conocer mejor a nuestro amado Papa. Gracias.

  5. lucrecia Hoyos dijo:

    No he leído la entrevista, en unos momentos la leeré. Este artículo referente a la entrevista, me llena de paz, porque me muestra a un Dios Padre que me ama sobre todas las cosas a pesar de mis miserias. Y que me invita a seguirle por amor. Me muestra a este Padre amoroso, y no a un inquisidor. Que me señala el camino y me lleva a él con delicadeza.

  6. Mauricio Rosales Masias dijo:

    Ayer pude leer detenidamente la entrevista a nuestro #PapaFrancisco ,que luces que nos llegan al corazón y que nos indica el mismo ” El discernimiento se realiza siempre en la presencia del Señor, sin perder de vista los signos, escuchando lo que sucede “.
    Descubro en sus palabras las mismas palabras de Cristo en el Evangelio: ” Hacerse cargo de las personas, acompañándolas como el buen samaritano, que lava, limpia y consuela a su prójimo . Nuestro querido #PapaFrancisco nos muestra la imagen de Dios en su Iglesia, aquella imagen necesaria “Esto es Evangelio puro. Dios es mas grande que el pecado ” Cristo es el camino, la verdad y la vida y por medio de sus bienaventuranzas construiremos el Reino de Cristo en nuestra sociedad actual, con una Iglesia que ” Tenemos que anunciar el Evangelio en todas partes, predicando la buena noticia del Reino y curando ” animados siempre con el anuncio de la salvacion “Una verdadera homilía debe comenzar con el primer anuncio,el anuncio de la salvación No hay nada mas solido que este anuncio”.
    Un gran abrazo

  7. Graciela G. de Madero dijo:

    Muchas gracias por este artículo!!! Estupendo!!!

  8. Rodrigo dijo:

    P. Benjamín, me parece muy interesante su artículo. Lo más seguro es que usted no de acuerde de mi pero nos conocimos hace como 6 años en un vuelo de la Ciudad de México a Guadalajara y justo hoy encontré una postal con una palabras suyas que me dedicó. Espero me pueda proporcionar un correo de contacto para saludarlo. Gracias y un gusto encontrarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*